Las Avispas Velutinas o Avispas Asiáticas

Desde principios del verano pasado, la ‘Vespa velutina’ ha estado en todos los medios por haber causado la muerte de varias personas a consecuencia de sus letales picaduras.

Tenemos los primeros datos sobre esta particular especie invasora en el año 2010 y, desde dicho año, todos los veranos leemos varias noticias relacionadas con la avispa velutina. Donde tiene más presencia es, sin duda, en el norte de la península ibérica, donde causa verdaderos estratos en la producción de miel en la comunidad gallega.

Nuestras peculiares amigas no solo le han cogido cariño a las tierras gallegas, sino que también se han conocido los primeros casos de esta especie invasora en la comunidad autonómica de Cataluña y, en particular, en edificios emblemáticos e históricos. Por otro lado, si nos remontamos al año 2011, hemos visto casos de esta avispa en Navarra y también en Castilla y León.

Es importante decir que las avispas asiáticas provienen de Asia, en particular la zona norte de India y de China. Esta curiosa especial invasora se alimenta principalmente de otros insectos. También se alimenta de abejas, y lo hace principalmente para alimentar a sus larvas.

De entre todas las especies de animales de nuestra península, son realmente una amenaza para las avispas velutinas algunos tipos de aves o pájaros como son las urracas y las gallinas.

Avispas velutinas sociales: organización

Las avispas, al igual que otros insectos, colaboran para funcionar como una comunidad. Todas las avispas están por debajo de la reina, que es la que gobierna su actividad.

  • Reina: Tiene una esperanza de vida de 1 año y puede alcanzar hasta 3.5 cm de tamaño. Será en marzo cuando construya un nido provisional. Su tarea sera exclusivamente la puesta de huevos.
  • Obrera: Nacen durante el mes de mayo y mantendrán el correcto funcionamiento de la colmena (como si de una comunidad se tratase).
    Tienen un tamaño de hasta 2.5 cm (1 cm menos que la reina). También operan como defensoras de la reina.

La avispa velutina aumenta su presencia

Esta especie invasora tiene una velocísima capacidad de avance y penetración. Las primeras noticias de esta avispa se remontan a 2014, cuando aparecieron los primeros ejemplares en Francia. Se cree que llegaron a nuestro país de manera accidental, al haberse hayado reinas en mercancías importadas desde el continente africano.

¿Es la avispa velutina un peligro para el ser humano?

La respuesta sería NO. La avispa asiática, en principio, supone el mismo peligro para el hombre que la avispa común. Las avispas en general, atacan cuando ven su nido amenazado. Según varios doctores, la principal diferencia entre la picadura de una avispa velutina y una avispa común europea, sería la cantidad de veneno que suministra tras la picadura; al ser una especie más grande, inyecta por tanto más veneno.

Cómo diferenciar a la avispa velutina o asiática de otras especies

La principal diferencia con la avispa europea es, sin duda, el tamaño. Una avispa asiática o velutina puede alcanzar una longitud de 2.5 centímetros, mientras que la reina alcanzaría los 3.5 centímetros. Otra característica distintiva son sus colores: amarillo en el extremo de sus patas, abdomen negro, y el resto de su tronco con matices amarillos.

Es conveniente saber diferenciar a la avispa velutina de la avispa común (o de otras especies). Cabe recordar que su picadura, para algunas personas, ha resultado y puede resultar mortal. Si vives en Galicia, es muy probable que hayas llegado hasta esta página alertado por las noticias que has ido viendo en televisión o prensa en los últimos días.

Te dejamos los puntos clave a tener en cuenta para diferenciar a la avispa asesina de otras especies:

– Mayor envergadura o tamaño: La reinas alcanzan los 3.5 centimetros, mientras que las avispas asiática obreras se quedan en 2.5 centímetros. Es, por tanto, notoriamente más grande que la avispa común. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es más difícil de diferenciar respecto al avispón, por ser éste de dimensiones similares.

– Color de abdomen: Completamente negro en el caso de la avispa asiática, amarillo y negro para la avispa común, y tonos marrones para el avispón.

– Tono de las patas: En el caso de la avispa velutina, destaca claramente por ser de terminación completamente amarilla.

– Abdomen: La vespa velutina destaca por tener una clara línea diferenciadora amarilla en al parte alta de su abdomen. El avispón, por su lado, se tiene una franja rojiza; la avispa común combina franjas y colores amarillos y negros.

Depredadores de la Vespa Velutina

Varias especies de aves son la principal amenaza de esta especia invasora. Eston son algunos de sus enemigos:

  • Halcón abejero. Su dieta se compone tanto de avispas como de abejas. Además, cuenta con un fuente plumaje que actúa de coraza antes las picaduras.
  • Abejaruco europeo. De gran tamaño, ronda los 30 CM. Es un ave migratoria; pasa el invierno en la calurosa áfrica. Además de alimentarse de avispas, también se alimenta de otros insectos.
  • Carbonero: Mide unos 15CM, y se alimenta de semillas, cortezas e insectos varios.

¿Qué comen las avispas asiáticas?

Su dieta se basa principalmente en otros insectos. Entre sus caprichos culinarios, destacan hormigas, mariposas, arañas, moscas, etc.

Sin embargo, destacar que su comida más habitual es la abeja común (abeja que pone miel).  Casi el 80% de la dieta de la avispa velutina son abeja, y cuidado, porque representa una gran amenaza para esta especia. Se estima que una sola vespa asiática puede matar hasta 50 abejas al día. Por otro lado, en los meses más cálidos del año, esta especia invasora se decanta por la fruta.

Efectos adversos de la avispa asiática

Como ya henos comentado, uno de sus principales daños se produce en la población de la abeja común. Los efectos son letales, y no tardan en aparecer. Se estima que, en donde penetra esta especie invasora, la mortalidad de las abejas de miel aumenta hasta un 30%. En definitiva, causan un gran estrago en el ecosistema que invaden.

Los panales de las avispas asiáticas

Estas avispas invasoras anidan y crean sus panales en zonas húmedas y templadas, por ello, muy inteligentemente, eligen acantilados o en la copa de árboles. Son muy buenas arquitectas, por lo que dotan a sus panales de gran tamaño y forma esférica, pudiendo llegar al tamaño de una pelota.

No obstante, al ser invasoras, destacan por su gran capacidad de adaptación. Son capaces de, en épocas frías, instalar sus nidos en el suelo, para así resguardarse  y sobrevivir al frío.